Los errores que cometen los universitarios

Los errores frecuentes que más cometen los estudiantes universitarios y algunos consejos para evitar repetirlos ¡No los cometas!

  • No ir a clase: no se puede no ir a clase, salvo que lo tengamos guardado, los apuntes bien hechos y que no cuente para nota. Y aún así, no creo que sea suficiente motivo como para no ir. Al final esto deriva otros problemas. Y sobre todo que puedes habituarte a esa rutina de no ir y entonces ahí se nos cae el chiringuito.

 

  • Gestión del tiempo: al final la autonomía y la gestión del tiempo, a veces hay cosas que hay que tenerlas hechas cuanto antes. También es cierto que esto depende en parte de ciertos factores externos. Pero al final siempre vas a llegar con el culete apretado a los exámenes. Los días de exámenes en mi opinión debe ser de trabajo muy muy enfocado, como si tienes que tomar los apuntes previamente. En mi opinión, el modelo universitario tampoco es el que más ayuda a ello porque hay mucha distancia temporal entre dos exámenes y hay pocas deadlines. Hay que tener en cuenta también que los exámenes de la universidad también desgastan bastante y que los días que haya exámenes vas a estar más cansado. Y los últimos días también cansan

 

  • Tomar decisiones: decisión del temario, presentarse a exámenes. Las matemáticas nos ayudan a esto. 

Si un tema es más corto, más fácil o tiene menos preguntas nos puede interesar dedicarle esfuerzo y asegurarlo. O por lo menos no centrarnos tanto en un tema de los grandes que muchas veces nos ocupa mucho tiempo y dejamos los demás totalmente al desnudo. Y de la misma forma con las asignaturas. Hay que hacer una buena distribución del tiempo y esfuerzos que les dedicamos a las distintas asignaturas. Directamente es que no somos conscientes de lo que estamos haciendo. Tú estás diciendo que consiga los máximos resultados con el menor esfuerzo? La realidad es que sí porque es muy importante la motivación para obtener buenos resultados, y una buena forma de estar motivados es conseguir buenos resultados. Es igual que cuando decimos que los exámenes hay que hacerlos con los ejercicios cortos.

 

  • No ir a los exámenes: a los exámenes se va sí o sí, primero por la posibilidad de aprobar y también la de coger el examen. Y segundo, porque si empiezas diciendo que lo dejas, te acostumbras a irlos dejando. A no ser que lo hayas pensando dos veces.

 

  • Hábitos de estudio: tienes que hacer el estudio sostenible, esto es, que repitas los hábitos, las acciones que realizas un día tras otro. Aquí hemos visto largo plazo – hábitos (técnicas de estudio) y corto plazo (acciones enfocadas directamente a aprobar exámenes). Generalmente además a largo plazo puede tener funciones o haya que incorporarlo en el corto plazo.

 

  • Dejar todo para los días de los exámenes y pensar que vamos a ser productivo por la presión temporal. Para los exámenes hay que dejar ya todo hecho, sobre todos esas cosas no importantes para que en exámenes tengamos enfocadas nuestras acciones y dirijas hacia el éxito

 

  • Desistir, dejarlo antes, hay que tener en cuenta que los resultados tardan en llegar y que hay que dedicarle tiempo para poder empezar a ver resultados. Y luego al final llegan todos los resultados. (Decir aquí cosas en plan ”Hábitos atómicos”).

 

  • Organización: hacer un calendario de exámenes, saber qué entra (y esto no vale solo con leer el plan de la asignatura sino saber qué entra), tener compañeros, trabajos, calendario, agenda, crear tu propia rutina e incluso incluir tus períodos de descanso. También es importante tener un poco de tiempo para poder pensar y respirar, no solo estar en el día a día (por ejemplo asistiendo a ferias o eventos interesantes, sobre todo en los más creativos, más tecnológicos…).

 

  • Enfocarse más en la teoría que en la práctica: esto suele suceder porque tenemos como una zona de confort y nos habituamos a una forma de estudiar y la repetimos una y otra vez. A mí me pasaba, lo podéis ver vosotros mismos en la propia cuenta de Instagram, donde tenemos más teoría que práctica. A otras personas les pasará al revés. Muchas veces nos pensamos que los ejercicios son difíciles cuando simplemente hay que leer lo que tenemos delante.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.