Curiosidades científicas de los Juegos Olímpicos

curiosidades científicas juegos olímpicos
curiosidades científicas juegos olímpicos

Ya han comenzado los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con muchas curiosidades y sobre todo, mucha ciencia.

Cifras y números de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Empezamos hablando de cifras y números. Lo primero, éstos son los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna que se celebran en año impar, aunque en su denominación se mantenga 2020.

Esta edición se celebra en año no bisiesto. Sin embargo, al contrario que muchos puedan pensar, esto no ocurre por primera vez, aunque nos tengamos que remontar al siglo XIX. Concretamente, a París 1900.

¿Y por qué 1900 no fue bisiesto si éstos son cada 4 años? Porque hay excepciones, cada 100 años no es bisiesto, aunque luego vuelve a ser bisiesto cada 400 años. Así 1700, 1800 y 1900 no fueron bisiestos mientras que 2000 sí lo fue. París 1900 y Tokio 2020 (2021) se celebraron en años no bisiestos.

Predicción de datos

Una de las cosas donde más me gusta que aparezca la ciencia/tecnología es en la predicción y el análisis de datos. Esto lo podemos ver en las apuestas o las predicciones de resultados que realizan las consultoras tecnológicas a través de modelos matemáticos.

Associated Press (20) o el Comité Olímpico Español (15) realizan predicciones matemáticas (basándose en las probabilidades) para estimar en número de metales que conseguirá la delegación española.

Yo también lo he hecho y me salen 21, la parte deportiva la he obtenido a través de prensa y medios especializados y asignando probabilidades en función de rankings, número de participantes, número de españoles en prueba, torneos abiertos, etc.

Avances técnicos en cada deporte

Hay que tener en cuenta que los Juegos Olímpicos representan los límites del ser humano y hasta dónde pueda llegar la biología humana. Por ello, las competiciones más importantes son el atletismo y natación. Y pruebas como los 100 metros o la maratón son las más importantes como muestra representativa de la velocidad y la resistencia del ser humano.

En pruebas como el triple salto, se estudian las trayectorias de los deportistas y las posiciones de los cuerpos para poder pulir la técnica y mejorar las marcas. Se estudia entre otras cosas la forma de optimizar la posición del cuerpo, como los ángulos que forman las articulaciones. Y en natación, los ángulos que forman los brazos con el agua.

Tecnología presente en los Juegos Olímpicos

Fue en Tokio en 1964 cuando por primera vez los Juegos se retransmiteron en televisión a color. Y ese mismo año cuando Europa y Norteamérica pudieron disfrutarlos por primera vez en directo. Y gracias a los japoneses, desde entonces no solo podemos seguir a los deportistas en directo, sino también las repeticiones a cámara lenta.

La ciencia también está detrás de las medidas de marcas, gracias a la armonización de sistemas y aparatos de medias. Con ellas, se pueden medir los récords mundiales y marcas que se usan en las pruebas. Y por supuesto, las retransmisiones televisivas que incluyen velocidades, meteorología, trazar líneas para ayudar a revisar decisiones arbitrales y otras acciones deportivas.

Materiales y antorchas

En Montreal 1976, la antorcha se envió desde Grecia tan solo con 3 días de instalación. Pero lo más curios es cómo se envió. La antorcha se codificó en formas de impulsos eléctricos y fue enviada a través del mar.

Pero la propia llama también ha bajado al nivel del mar, como hizo en Sydney 2000 y también al espacio, aunque fuese solo la antorcha.

En cuanto a algunos materiales, destacamos el de la pértiga o el de la jabalina. O las zapatillas de atletismo que actualmente devuelven hasta el 85% de la energía depositada en la pisada.

En esta edición Japón ha apostado por el ecologismo. Y para ello no hay más que ver de qué están hechas las medallas. Éstas se han fabricado a partir de 80.000 toneladas de dispositivos electrónicos usados. La antorcha, encendida con hidrógeno y fabricada de aluminio reciclado, también se considera ecológica. O los podios, construidos a partir de plásticos extraídos del mar.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.