¿Se te atraganta la Física? ¿No te salen los problemas de Física? En este post te cuento 5 consejos para estudiar física y 1 adicional (cómo resolver problemas). ¿Cómo estudiar Física?

Cómo estudiar y aprender física

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres saber cómo estudiar Física es que es una asignatura de ciencia pura y dura (por lo que te valdrán también otros consejos para asignaturas de ciencias en general), con todo lo que conlleva.

Algunos consejos coinciden o tienen similitud con los que te servirán para Matemáticas y para Química, asignaturas que es muy recomendable dominar.

¿Cómo estudiar Física? ¡5+1 Tips!

Domina la Teoría y Conceptos Principales de la Física

La Física se basa en unos conceptos básicos y teorías principales a partir de los cuales se deducen otros principios.

Estos conceptos básicos dependerán del nivel en que estés estudiando Física aunque la 2ª Ley de Newton y el Principio de Conservación de la Energía suelen estar presente en casi todos los niveles de secundaria y cursos básicos universitarios.

Si puedes, es mejor aprender a deducir las fórmulas porque así tienes que memorizar menos para lo cual tendrás que conocer los conceptos básicos.

Busca paralelismos entre las distintas áreas de la Física. Por ejemplo, si estás aprendiendo los campos gravitatorio, electrostático y magnético, puede ser una buena idea compararlos, buscando las similitudes y las diferencias

No te olvides de las Matemáticas

Muchos fallos en los exámenes de Física suelen venir de errores matemáticos. Para ello, hay que tener cuidado con los signos, las unidades, no confundir notación vectorial con escalar, dominar las derivadas, integrales…

En la carrera de Física, además, tendrás que saber estadística, derivadas parciales, integrales dobles y triples, variable compleja, programación e informática, etc. Espero no haberte asustado con los nombres, si quieres saber más de la carrera de Física, no te pierdas esta entrevista en la que una egresada en física nos cuenta su experiencia

Resuelve muchos problemas

Los exámenes de Física suelen tener más problemas que teoría. Y la teoría muchas veces se pregunta en forma de cuestión (deducir una fórmula o razonar un concepto).

Es imprescindible saber cómo se resuelven los problemas para estudiar física

Por ello, es recomendable que la mayor parte del tiempo de estudio estudio se emplee en realizar problemas.

Además, te ayudará a repasar la Teoría, entender bien los conceptos principales y te pondrá a prueba la parte matemática. ¿Y cómo se resuelven los problemas de Física? ¡Vamos al siguiente punto!

Sé metódico en los problemas

Te recomiendo que sigas un método para resolver un problema paso a paso y lo sigas siempre en mayor o menor medida.

Así cuando tengas que enfrentarte a los problemas el día del examen no tendrás que estar pensando en cómo hacerlo y tendrás menos opciones de quedarte en blanco:

Lo que te recomiendo es lo siguiente, te cuento mi método para resolver problemas en el último punto:

¿Cómo para resolver problemas de física? Método paso a paso

  • Copia los datos del problema. Aunque ya estén puestos en el enunciado, está bien filtrar los datos que te interesen. Y puedes aprovechar para pasar a Sistema Internacional ya lo que te interese.
  • Haz un dibujo o representación gráfica del problema. Representa gráficamente siempre que puedas. Te ayudará a ti a visualizar y resolver el problema. Y al que corrija o vea tu obra le ayudará a entenderte (puede ser que seas tú en el futuro viendo tus problemas.
  • Escribe la Teoría o Fórmula principal. Y si puedes ponerlo tanto con la fórmula como con el nombre, mejor, que quede claro de dónde sale todo. Como suele ser el punto de inicio de un problema, es mejor explicar de más que de menos. Que se note que sabes lo que estás haciendo.
  • Si no sabes qué fórmula hay que emplear, puedes probar a hacer una especie de tormenta de ideas y poner varias fórmulas que tu intuición te diga que pueden dar solución.
  • Procedimiento. Si tienes bien realizado el dibujo y los conceptos teóricos, el procedimiento debería ser simplemente «tirando del hilo». Mira qué te preguntan y busca cómo poder relacionarlo con los datos que ya tienes.
  • Aclara qué estás haciendo y si hay algo que explicar mejor, se aclara. Por ejemplo, si la notación no está clara o si has usado algún resultado matemático conocido, una constante, etc, lo mejor es que lo dejes por escrito y así está todo claro.
  • Comprueba las unidades y las dimensiones. Realiza un análisis dimensional para comprobar las ecuaciones (es decir que tengan las mimas dimensiones a ambos lados de la igualdad de la ecuación). Cerciórate de que las unidades sean las correctas (no solo dimensionalmente) y estén bien las magnitudes. Emplea siempre que puedas unidades del Sistema Internacional. Y si no lo haces (a veces se usan otras unidades), ten la alerta encendida.
  • Justifica el resultado. En muchas ocasiones te pedirán un razonamiento físico (en términos de energía, de espontaneidad…). Si sabes la teoría, no deberías tener problema para dar esa justificación física

Consejo Adicional ¿Y qué pasa si sigue sin salirme un problema?

  • Muchas veces pensamos que necesitamos un cierto dato. Sin embargo, el problema no nos lo da. Eso es porque de alguna u otra forma, ese dato se puede omitir (normalmente sustituir por otra expresión)
  • Otras veces la explicación puede ser solo conceptual. Es decir que solo hay que dar una explicación física, con palabras en vez de números. Puede ser que te estén preguntando por algo cuyo valor se anule (y en ese caso lo tienes que explicar)
  • Y si sigue sin salirte, intenta que el problema esté lo más completo posible. O mejor, lo menos incompleto posible. Hemos visto varios consejos así que siempre tendrás ideas al menos para empezar el problema e si se puede, dar solución, aunque le falte algo. ¡Demuestra lo que sabes!

Cómo estudiar física si no te sale nada de lo anterior

Pues entonces practicar y practicar hasta que salga. ¡A veces las cosas no salen a la primera!

En ese sentido, la Física es una asignatura que a veces pareces que dominas muy bien y otras veces piensas que no entiendes nada. ¡Hay que saber gestionar ambas situaciones si quieres ser buen estudiante y rendir en los exámenes!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies